Con la modalidad de alquiler a través de redes sociales vecinos de calle Chacabuco de Villa Regina se vieron sorprendidos, mientras almorzaban, por una persona que apareció diciendo que había alquilado la casa en la que ellos viven. El inquilino engañado dijo que se había contactado con una persona que reside en Viedma y que se iba a encontrar con otra fuera del domicilio para entregar la seña pertinente.

A los pocos minutos aparecieron dos personas más que también querían ver la casa para alquilarla.

La denuncia será radicada en la Unidad 5° de Villa Regina.

Está misma modalidad se utilizó para estafar a varias personas durante la temporada de verano en las localidades balnearias.

PEDERSEN

Cómo evitar caer en el engaño:

  • Sé precavido ante alquileres a precios muy bajos. Si te interesa una ubicación concreta, haz una comparativa con el resto de alquileres de la zona.
  • Sospecha si detectas que las fotos de la vivienda son copiadas de otra web (contienen marcas de agua) o si son las mismas que las vistas en otros anuncios.
  • No te fíes de propietarios que residen fuera de tu ciudad y por algún motivo no pueden enseñarte el inmueble en persona.
  • Desconfía si te sugieren hacer uso de intermediarios para la entrega de las llaves o el contrato. Está de moda citar a empresas como Airbnb o similares, cuando no tienen nada que ver en el proceso, simplemente utilizan su nombre de manera fraudulenta para dotar de mayor credibilidad al fraude.
  • Las prisas deben ponerte en alerta. Los ciberdelincuentes siempre tienen prisa por cerrar el trato lo antes posible.
  • Si te solicitan pagos a través de servicios de envío de dinero de forma anónima como MoneyGram o Western Union, no continúes con el proceso. Tampoco si se solicita una transferencia a un banco que no sea de la misma nacionalidad que el «presunto propietario».

Generalmente toda la acción se desarrolla muy rápido, en un periodo de tiempo corto. El supuesto arrendador intenta meter presión y urgencia al interesado alegando que existen otros interesados e intentando conseguir el envío rápido de dinero y perpetrar con ello el fraude lo antes posible.

Nunca ponen reparos

Cuando se trata de incitar al usuario para que pique y caiga en el engaño, no hay reparos a nada, ni mascotas, ni número de personas que habitarán el inmueble, ni alguna modificación u obra, o ni tan siquiera pidiendo algún complemento y cualquier desperfecto, corre a su costo, como se puede ver en el siguiente ejemplo.

Por otro lado también es recomendable buscar la dirección del piso en Google. A veces el resultado muestra alguna noticia relacionada sobre si es un fraude o no, las propias opiniones de otros usuarios en relación al anuncio o al supuesto arrendatario, o simplemente para comprobar con Google Street View si el piso se corresponde con las fotos depositadas en el anuncio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here