El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, anunció este miércoles que autorizará por decreto la realización de reuniones familiares los fines de semana y feriados, con un máximo de 10 personas en el ámbito de la provincia, en el marco del aislamiento social impuesto por la pandemia de coronavirus.

La medida regirá para quienes tengan vínculo directo como padres, hijos y hermanos, con restricciones de horario, y también se explicó desde la gobernación que se expondrán a multas a quienes no cumplan con las normas.

“Vamos a redactar un decreto que saldrá mañana (por este jueves), en el cual vamos a permitir las reuniones familiares pero bajo normas muy estrictas. Se podrán hacer los días sábados, domingos y feriados”, anunció el mandatario mendocino durante una recorrida por el sur provincial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here